martes, 19 de octubre de 2010

Mis pequeños Alterios


Maestra- Ahora queridos alumnos vamos a trabajar el autoestima y la arrogancia, porque me dijeron que esta clase está muy descompensada, que yo soy muy arrogante, muy egocéntrica, y ustedes, bueno, ustedes son los que son, el producto de las crisis institucionales.
Y me dijeron que el autoestima de ustedes está muy baja. Si, es así juancito, tu autoestima está muy baja, pero no te preocupes, no estas equivocado. No es culpa de ustedes, es una buena lectura de las cosas la que están haciendo. Mira mirtita vos lo que sos. Es normal no tener autoestima. Así que vamos a hacer un trabajito para levantar su autoestima y ponerlo por las nubes. Para que ustedes se sientan algo que debería ser muy valorado, muy respetado, para que se sientan seres maravillosos, con mucho potencial y mucha proyección. Yo diría, hasta algo superior, de otra categoría, algo feten feten, jamón del medio. Para que se sientan así y levantar el ego vamos a hacer un ejercicio simple y hermoso. Cierren los ojos. Ahí está, y ahora imaginen que son yo
¡Que placer no! ¡Que linda la vida! Imaginen que son yo y griten “La pucha que vale la pena esta vivo!” mis pequeños Alterios
Y ahora que yo también me imagino que son yo, los veo y me parecen chicos maravillosos. Me dan ganas de premiarlos. Che, un premio para todos estos chicos que son yo, y un cerrado aplauso

Nerviosos


Maestra- Chicos, estoy muy desilusionada con ustedes. Este es el curso de chicos más nerviosos de todas las escuelas del país. Los psicólogos de la escuela dicen que ustedes están tan nerviosos que los ponen nerviosos a ellos. Y un templo de budismo zen que había al lado se mudó porque los ponían nerviosos. Tenemos que trabajar sobre eso chicos, y tratar de darnos cuenta porque es
Ahora vamos a empezar con nuestra clase, que es la clase de biología y zoología. Les traje para analizar sus comportamientos, y como interactúan con el ambiente humano, y para que interactúen en la clase con nosotros,  tres víboras cascabel, una peligrosísima y rapidísima cobra, una enorme pitón que te desconyuctura todo, seis alacranes venenosos  que son la mar de rápidos, cuatro tarántulas de las que matan elefantes con mirarlos, un cocodrilazo de seis metros y un león muerto de hambre y más malo con la sarampión que se llama Peste. ¡Suéltenlos a todos en el salón!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario