domingo, 15 de mayo de 2011

Análisis de medios actuales en Argentina. El extravío de la historia


Una cosa característica de esta sociedad occidental, dirían algunos, y de los Argentinos, y yo diría con mayor envergadura de los juninenses y de ciudades como Junín, y alguien sumaria con mayor intensidad en la clase media, y algún otro diría aún más notorio en la clase media pragmática, y alguno más sumaria casi como un obsesión en una nueva estética de esa clase media que es el yupismo, y el yupismo de pueblo sobre todo. Y alguno más especializado sumaria sobre todo en la generación de padres (interventores, invasivos se diría) que fueron la contraparte del proceso y se consolidaron comercialmente y como personas durante el menemismo; es ser exitista y ver al otro como un resultado que te es beneficioso para algo
Y que tiene esto de análisis de los medios, mucho. Algunos piensan que las personas ven a las otras personas como resultados, ya hechos, utilizables, manipulables para su beneficio. El otro primero es otro, después es algo que me sirve para mis beneficios. Y no puede ser un proceso (lo que realmente es) porque en esa relación no hay tiempo para visualizar un proceso y esperarlo, siempre es un ahora, algo terminado. Dicen casi todas las ciencias y filosofías que somos procesos que se van desarrollando en el tiempo y que van hacia algún lado, la maduración, la realización, la concreción, en el mejor de los casos, y que solo cada uno sabe que somos y adónde vamos (que en el mejor de los casos es hacia donde queremos ir, y no hay otro caso mejor) y habría que dejarnos desarrollarnos. Ya no facilitarnos el desarrollo sino permitirlo, no abortarlo, no invadirlo.  Pero tenemos una tendencia a pensar en resultados, hacemos un recorte temporal del otro al momento que lo estamos mirando, donde en ese momento consideramos que la persona es todo (y lo que estamos viendo es solo un momento) y decimos es esto, sirve o no sirve (tradúzcase me sirve o no me sirve) y va a ser siempre esto. A partir de allí occidentalmente, nunca olvidemos que la occidental es una tradición invasiva, interventora, manipuladora y destructora en gran parte de sus movimientos; intervenimos en su vida
Esto reviste un enorme problema, la incapacidad de ver al otro, de saber que el otro es otro (no una extensión del mi) con un camino, y un proceso personal. Y un daño, la intervención sobre el otro en función del resultado que vemos que es y qué nos sirve  para tal o cual cosa. Pensamos al otro como un resultado, un impacto, un ya

¿Qué tiene que ver esto con los medios? Los medios  funcionan igual. Desde los medios no se piensa a los hechos como un proceso, como una historia, protagonistas, un desarrollo, sino un impacto del momento. Hace unos años hablando con gente de ALER de la tradición de radios comunitarias, el otro lugar donde todavía se pueden tener estos pensamientos y se respetan los procesos de las cosas, nos decían esto. El periodismo ha extraviado la historia y se maneja de impacto en impacto. Informan un momento presente de un hecho solamente, como si fueran todo el hecho. Quien pierde el proceso, nos decían, pierde la causas, los actores sociales, y además, pierde la capacidad de ver adonde van las cosas
A los periodistas que estábamos haciendo la entrevista se nos vino a la cabeza un mundo de medios informando impactos como una estructura enloquecía y enloquecedora. Y nos preguntamos ¿Si los medios que son los que educan, informan solo en impactos, en efectos, las personas van a pensar solo en efectos, van a perder la capacidad de pensar procesos? ¿Están alejando a las personas de la realidad no solo en el contenido, sino también, y lo que es peor, en las formas? Nos preguntábamos preocupándonos por el mundo que construían los medios, aquello a lo que pertenecíamos

El medio viendo a las cosas como efectos y perdiendo los procesos funciona parecido que algunas personas occidentales de las que describíamos al principios viendo a los otros como efectos, impactos del presente. Ambos perdieron la capacidad de ver los procesos, tanto de las cosas como de las personas. Ambos perdieron la capacidad de ver los hechos y por ello de estar en a realidad. Y ambos perdieron la capacidad de intervenir lo menos posible en los procesos ajenos, y en todo caso facilitarlos. Ambos ven las situaciones y las personas como un medio de manipulación para beneficios personales. Ambos piensan igual a las personas y los hechos, y buscan lo mismo, el desarrollo de un beneficio propio

Hay una análisis que nos dice que esto es lógico, los primeros son dueños de los segundos, este tipo de personas de este tipo de medios. Y hay otro análisis que dice que se educaron juntos en el proceso retroalimentándose y enviciándose. Se profundizaron a si mismos en esas formas

Pero lo que es peor, es que por el lugar que ocupan en la sociedad y las vidas de los otros, alimentan y educan a los demás. No se si son un centro de deformación, quizás lo sean o quizás no (le queda al sujeto otras formas de alimentación y vías de escape de esto) lo que si son una  mala situación para los desarrollos  y procesos personales de cada uno

A contracara de esto hay otro tipos de medios, estatales o comunitarios, que por estructura de propiedad no tienen el apuro o la desesperación de ver lo otro como un medio para un beneficio. No tienen que desarrollar ganancia. Ahí, además que hay escuela, me consta, de desarrollar y entender los procesos y respetar a los otros, hay tiempo para hacerlo. Están como un poco fuera del juego, todo lo que es posible estarlo. Y un análisis simple se puede ver en la diferencia de velocidad, de calidad y de historia que hay en estos comparados con los privados. En este tipo de medios las cosas transcurren más lento, más desarrolladas, con una mayor calidad, y dándole prioridad a las historias y los otros.  Para ver esto nada más hay que hacer un pantallazo, a la tarde, por cualquier canal privado, y Encuentro (el canal estatal desarrollado por directores de cine que cuentan historias y están un año para desarrollar una, que es la profesión del cineasta) O a la noche por Canal 13, si puede ser durante el ciclo de Tinelli, lo más visto durante años, y en Canal Encuentro. O entre Paka Paka y algún canal de dibujos animados privado. A simple vista se puede notar la diferencia
No significa que nos respondan a la lógica del impacto, de haber perdido el proceso,  quizás también respondan en algunos sentidos, sino que decididamente lo hacen mucho menos que los otros, y en ese sentido, dañan menos

No hay comentarios.:

Publicar un comentario