viernes, 9 de septiembre de 2011

El mamboretá "El cuento de la buena pipa"

El mamboretá- ¿Quiere que le cuente el cuento de la buena pipa? Yo no le digo que sí. Yo le digo si quiere que le cuente el cuento de la buena pipa. Bueno, no me llore, no me llore sause, ahora se lo voy a contar ¿Cómo le va chinche verde? Yo soy el mamboretá de la región, el tata dios dominante, estoy hablando con mi amigo el sauce llorón. No llore que hay gente sauce. Les hablo a las plantas así crecen. He hecho crecer a todas las plantas de la región. A este sauce lo he hecho crecer yo. Le leí Los Miserables, Crimen y Castigo, Poemas de amor desolado, poemas de Pisasnik, La madre de Gorki, y le canté unos cuantos tangos. Como para que no llore. Ahora le estoy contando el cuento de la buena pipa, lo tengo en un pañuelo. Bueno bueno, no me llore sauce, no me llore, Quieto quieto, soooo sooo, quedese quieto, que se van a dar cuenta de lo nuestro. El cuento de la buena pipa lo tiene mal, lo angustia la incertidumbre, la lentitud del desarrollo, la promesa no cumplida, la credulidad vana. Lo que nos ha pasado a todo con esta obra maestra de la literatura de suspenso que es El cuento de la buena pipa. Libro de cabecera de los hippies de le región


¿Dígame una cosa chinche, ahora que estamos solos acá, en la inmensidad de esta pampa. Y que somos los dos verdes Usted que es chinchuda ¿En la cama también es chinchuda? Me gustaría que se agarre una chinche conmigo, me gustan las difíciles. Heeee, me puteo y se fue, que carácter

No se me arrime sauce, se van a dar cuenta de lo nuestro. Bueno, no me llore, le voy a leer algo para alegrarlo La peste, de Gorki

No hay comentarios.:

Publicar un comentario