viernes, 23 de septiembre de 2011

El mamboretá. La lechuza

Mamboretá- Hola, como le va sauce llorón? Acá abajo, su amigo, el mamboretá, el tata dios. No me llore, no me llore, no se angustie, no son voces que oyen, soy yo, su amigo acá abajo. No empiece con el melodrama de la tres de la tarde




Disculpe, lo traté mal, tengo un mal día, me preocupa la lechuza. Es rara. Al principio me chistaba y pensé que estaba caliente conmigo. Epa! Me dije la primera vez que me chistó: Acá tenemos zoofilia para hacer dulce. Después me siguió chistando todo el tiempo y pensé que era obsesiva. Y finalmente me di cuenta, amigo sauce, que era exhibicionista. Chista todo el tiempo a todos, para delatar adonde está así la ven. Le gusta que la miren, es una metrolechuza. Que quiere que le diga, ese animal no tiene privacidad, todo el tiempo está delatando su posición, no tiene vida privada, es una lechuza pública. Se da cuenta sauce, es una lechuza pública, trabaja para el estado. Como tantos en la provincia es empleada estatal ¿Cuándo nos van a emplear a nosotros? ¿A usted también le chista sauce? ¿Y le hace crear falsas expectativas? Como a todos, sauce, no me llore, no me llore. Hay que ignorarla

Chst chst

Ahí viene, ahí viene ¿Estoy lindo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario