domingo, 4 de septiembre de 2011

Mamboretá. Todo bicho que no camina...

Mamboretá- Hola. Soy el mamboretá de la región, el Tata Dios Alfa. Siempre la veo acá, sola. Parece que la han dejado plantada. Se mueve bastante poco, con el viento más que nada ¿No quiere venir a dar una vuelta conmigo? Mire que la invito a dar una vuelta y yo no soy vueltero. Conmigo vamos y vamos, vuelta y vuelta como churrasco e croto, y esas son las únicas vueltas que doy


¿Cómo que es un pasto? Los hippies acá me dicen que usted es un pasto. Me parecía raro que no se fuera, ya se estaba quedando mucho. Bueno, tenemos algunas diferencias, yo soy nómade, usted, sedentaria, pero el amor todo es posible

¿Pero cómo que es un pasto, che? Qué cosa, tanto que llevábamos charlando, acá. Ya no se puede confiar en nada, uno se lleva cada sorpresa. Es difícil la vida del Mamboretá. Antes me confundían con un pasto, ahora yo confundo a los pastos conmigo

Igual lo voy a intentar. Soy muy visual sabe. Me conformo con cualquier cosa que sea verde. Un día me agarré una langosta. Y otro día intenté algo con una chinche verde que venía mal como yo. Pero no se bañaba.

Fíjese lo que le voy a confesar, no piense mal de mí. Con ese criterio amplio de que aunque sea, que sea verde, una noche que venía mal me apreté un moco



No hay comentarios.:

Publicar un comentario