martes, 3 de abril de 2012

El paseador de peces dos


 1

Señoraaaaaaaaa, el paseador de peces de nuevo. Yo le dije que la viejita de agua no se escapaba,  tenía sentido de la ubicación y le encontraba la casa enseguida
Bueno, apenas la puse en el agua, ahí en la bocacalle, salió disparada ¿Que les pone en la comida?
Bueno, hay que tener en cuenta, vio que los paseadores paseamos varios animales juntos, que estaba el tiburón blanco de los Pérez. Acá lo tengo, mire que bonito que es. Nooo, acérquese, acérquese sin miedo, no muerde, traga entero
Ya que se me escapó a viejita de agua ¿Usted tiene un barrefondo también? Tráigale que se lo paseo y aprovechamos el paseo que me pagó por la viejita 
Nooo, usted me dice por los peces de colores de Gómez, que se los comió el tiburón este. Nooooo, El tiburón este es mansito, eso fue otra cosa. Los peces esos, eran de agua salada, es una ostentación de comida, estaban diciendo cómeme, de aguas saladas y cálidas, ya estaban salados y calentados. Al dente se le habían presentado al tiburón, estaban al punto de hervor. Traiga, traiga, tráigase el barrefondo
¿Esa escoba para qué es? ¿No me diga que el barrefondo ahora barre con escoba?

2

(Al otro día)
Señoraaaaa, el paseador de peces. No no vea vea, le voy a explicar, de nuevo vengo sin los peces que le dio. Usted me dio la merluza para que se la pasee,  pero uted no me dijo que era pascua. Yo no sé, ni idea en qué fecha vivimos sino no hubiese venido a buscarle la merluza. Más propiamente vienes santo. Y usted me da para que le pasee una merluza en un Viernes  Santo ¿En que está pensando señora? No tiene sentido. Es como sacar a pasear los ñoquis un 29. Y uno es muy respetuoso de todos los cultos, y todas las celebraciones. Naaaa, olvídese de la merluza

No hay comentarios.:

Publicar un comentario