lunes, 21 de mayo de 2012

Confesiones de un hombre en la crisis del hombre (2)


La otra es la típica “El hombre está en crisis” que dicen las psicólogas, y ahora lo dicen todas. Las mujeres me ven llegar y ya empiezan a decir “El hombre está en crisis” O por ahí intento un acercamiento, una seducción, me escuchan, y después tiran “El hombre está en crisis” Cuando les cuento mis cosas,  dicen “La institución masculina está en decadencia” Y están con eso, meta con eso. Ojo, me lo dicen a mí solo, a mis amigos no se lo dicen. Y trato de no ser egocéntrico, pero si me dicen todo eso, a veces me lo creo un poco. Soy “La institución masculina en decadencia” casi nada, agárrate, no tenia titulo vos. Me siento importante

Por ahí me estoy acercando a una mesa a hablar, y hay dos mujeres, y voy llegando y ya me dicen “El hombre como lo conocíamos, el hombre histórico, ya no existe más” Una vez conseguí una que tenía un altísimo concepto de mi, y casi se viene conmigo. Me dijo: “Yo me iría con vos de acá, con los despojos del hombre, con los resabios del hombre histórico, con el hombre contemporáneo, sucesor de todos aquellos hombres, y aquellas crisis, que lo llevaron a ser lo que es, que me da un poco de ternura  y un poco de preocupación, más preocupación que ternura. Yo me iría a acostar con vos, pero me va a parecer muy raro, prefiero recordar al viejo hombre como fue” Y me sentí más importante. Epa,  me dije ¿Yo soy todo eso? Me dije. No sabía que yo era así, tanto “La institución masculina venida a menos” “La decadencia del hombre histórico” “Los resabios del espécimen” Y le dije, bueno, gracias. Me remató diciendo “Porque vos no te das cuenta, y no lo haces a propósito, vos sos peligroso” Y ahí me sentí el hombre peligroso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario