martes, 19 de junio de 2012

El amaestrador de pájaros. El correcamino y el coyote


Espere que cierre el pelícano



El amaestrador de pájaros-Vea la cantidad de cosas que le traje, traje de obsequio para usted y para que sortee en el programa. Por suerte traje mi pelicano para guardar cosas. Espere que le saco, tengo unas cuantas cosas

¡Ah! ¿Usted dice por el pelicano? Lo uso para guardar cosas en el pico. Cuando voy a hacer un viaje largo, me llevo dos pelicanos,  me entra todo

A veces me cuesta cerrar el pelicano, pero lo acomodo distinto, y me termina entrando todo

Flete le puse a este. Y al otro encomienda. Flete y encomienda, vengan. Se quieren escapar ¿Vio?

-



Vio como ha llovido, está todo lleno de charcos profundos. Parece una pileta hoy la calle. Por suerte me vine en el flamenco que es alto. Ah sí, es así, si llueve mucho salgo en flamenco, que es para lluvia,  de pata alta. Si está seco le vengo en un buitre. Y ya si me tengo que mojar, me vengo en un pato



El correcamino y el coyote



El amaestardor de pájaros-Vio, tengo un correcamino, es chiquito. Este no volaba. Bueno, si, los correcaminos no vuelan. Pero parece que vienen con energía. Este pájaro, así como lo ve, es toda energía. Es un manojo de energía, un big bang a punto de explotar. Y me corría por toda la casa, para acá, para allá, a la noche, cuando yo me quería dormir
A eso de las cuatro de la mañana lo agarre, no sabe como voló por el balcón. Los correcaminos vuelan, yo le digo, los correcaminos vuelan.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario