martes, 3 de julio de 2012

El amaestrador de pájaros, El psicólogo de perros y Panchito


Las aves de rapiña y la heladera


El amaestrador de pájaros- Y la otra que me pasó ahora, me emigran las gallinas. Las gallinas, que nunca emigraron, ahora me están emigrando. Se van a otro país. Lleve a una a un especialista, me dijo que no se habían vuelto aves migrantes, sino que se habían vuelto conscientes. Bueno, las gallinas, los teros, los patos, las perdices, todos se van, migraron. Van a veces caminando y a veces volando. Porque nunca lo han hecho.


Los que si se quedaron, son las aves de rapiña. Esas no solo se quedaron, sino que vienen cada vez más, me siguen a todos lados. Están todas al lado de la heladera, porque esas vio que comen comida podrida, tienen una fijación con la heladera. Cada vez que abro la heladera se mandan adentro

Estas aves comen lo que tiene olor fuerte, los atrae. Puede creer que me comieron todos los zapatos y las zapatillas, y tres pulóveres

 
Una onomatopeya larga
El psicólogo de perros- Y después la otra ¿Usted corre a gatos? ¿Con que cara? ¿Realmente corre a los gatos, o los gatos lo corren a usted? Si los gatos corren es por costumbre, porque al gato le gusta correr cuando hay un perro. Y el gato no tiene mucha exigencia para los perros. El gato es exagerado  cualquier cosa es perro. No hay un límite de lo que es perro y lo que no es perro. Los llega a correr un ratón y corre. El gato es fiestero, le gusta que lo corran, por eso corre. Pero un chiguagua no puede correr un gato, ya le digo, y menos con ese nombre. Tiene que buscarse un nombre que sea un nombre, no una onomatopeya
Ciega a citas

Panchito- Y finalmente fui a una cita a ciegas. No voy más a las citas a ciegas, son todas suicidas. Entro y me dice “Si sos vos me mato” Ya me tocó otra suicida
Y después lo mismo de siempre, que me dicen todas “Cuando me mandaste la foto con la sabana en la cabeza, dije, es innecesario está escondiendo algo. Ahora me doy cuenta que era necesario”
Vos no podes venir a las citas a ciegas de golpe. Es una cita a ciegas, no noche de brujas, tenes que llegar de a poco.
Y con esta me fue bien, no me sacó el arma, porque las otras me ven llegar y me sacan el arma, y me tiran gas pimienta.
Ojala fuera a ciegas, termino diciendo, y se fue.
Bueno, no voy mas a una cita a ciegas

No hay comentarios.:

Publicar un comentario