martes, 10 de julio de 2012

El infierno son los otros. El lanudo cara negra. Una cruza genética tirada a la marchanta


El infierno son los otros

El amaestrador de pájaros- Cuando pasa panchito es cuando más creativos se ponen estos bichos feos. Le gritan “Cosa difícil Cosa difícil” O me gritan a mi “Viene la complejidad Viene la complejidad” O van a lo oriental, porque son muy ilustrados estos bichos feos, le gritan “Karma” Me avisan “Viene el karma Viene el karma” O se ponen existencialistas y ya ahí no se los comprende bien. Gritan “El otro” “Viene el otro de Sartre Viene el otro de Sartre” Por ahí ya cuando panchito está tocando timbre empiezan a gritar “El infierno son los otros. El infierno son los otros El infierno son los otros” Y yo me doy cuenta quién es

El lanudo cara negra
 El psicólogo de perros-  Usted es el famoso perro lanudo. Cuanta lana. Esto es psicología de perros, así que entremos de lleno en el asunto, vamos a su pasado ¿En el pasado, su madre tuvo mucho trato con las ovejas? Digo ¿Era de esas perras que cuidaban a las ovejas en las praderas? No estoy insinuando nada, pero es bueno empezar teniendo en claro los orígenes
¿Se hacen pulóveres con esa lana? Y en invierno ¿No se quiere comer un ventilador? ¿Y cuando se acerca a alguna oveja, no siente una relación así como familiar? ¿Unas ganas de decir mama o tío?
Bueno, usted está acá porque usted atacó a su dueño. Le pegó cerca de 48 mordiscones en dos minutos, porque es de los que visten a los perros, y en verano, con 48 grados a la sombra, le quiso poner una tricota.
¿Qué quiere que le diga? Usted es normal
Una cruza genética tirada a la marchanta
Panchito- Fui al zoológico, como me dijiste. Vos podés creer que no me dejaban salir. No va que cruzo la puerta y empezaron a gritar “Se escapó un animal, se escapó un animal” “Una especie nueva” Me agarraron en la salida. El tiempo que perdieron debatiendo para ver que era. Y finalmente concluyeron “Es un cruza genética, pero una de las primeras, que no salió bien” “Una cruza genética tirada a la marchanta”  me pusieron en el papel
Y mientras yo me iba seguían diciendo, como que se la agarraron con la naturaleza “Son esos días malos que tiene la naturaleza” “Hay días que la naturaleza se levanta cruzada” seguían mientras mi miraban “¿Y que le pedís a la naturaleza? Cuantos seres hizo. Ya no sabe qué hacer”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario