domingo, 1 de diciembre de 2013


Soñó que era una mariposa

Lao Tse hizo para Borges el mejor poema de la historia de oriente. Fue un texto budista, del budismo zen. En el texto decía: Soñé que era una mariposa, y me desperté. Y ahora no sé si soy un hombre que sueña que es una mariposa o una mariposa que sueña que es un hombre

Para algunos significaba que si Si Lao Tse era una mariposa era una mariposa y si después era Lao Tse, era Lao Tse.
Luego de años de tratar de meter a las personas en las categorías frías e inamovibles de los códigos civiles de los países, haciéndolos chocar con los bordes, los limites raposos del código, haciéndolos entrar  a todos en un mismo sitio del mismo modo. Ahora algunos países están empezando a contemplar más a las personas y menos a  los códigos. Derechos de género,  construcción de otras identidades, otras sensaciones, otras realidades, empiezan a aparecer en la letra quieta, de los códigos, que ahora comenzaron a moverse, ampliando al mundo existente el mundo necesario

No hay comentarios.:

Publicar un comentario