viernes, 29 de marzo de 2013

Los dueños del descubrimiento


 
Los veddas textos históricos, mitológicos, fundacionales del pensamiento Indio, no tienen autor, son recopilaciones de cuentos, saberes populares. Las producciones antes eran colectivas y anónimas, no existía la propiedad del texto, la propiedad del intelecto o la idea, como ahora. Dicen que el mundo no se inventa, se descubre, o en todo caso se encuentra, entonces no se puede poner propiedad al descubrimiento del mundo. Y cualquier creación es búsqueda del mundo.

 

lunes, 25 de marzo de 2013

Morales


 

Vamos a hablar de lo que dicen es el futbol. Dicen que un equipo son sus pequeñas asociaciones más que nada, aun más que sus multinacionales. Por multinacionales entendemos a una estrella que viene de afuera., una construcción. Por pequeña asociación entendemos las asociaciones que se dan entre jugadores. Bueno, la asociación que tenían nuestro dos y nuestro seis, si es que se puede explicar lo que tenían, era una pequeña asociación, ilícita. Primero hay que saber entender que a veces entre dos personas se raras se produce una química rara, donde se construye un ambiente raro ¿Cuántas familias hay así? La televisión les dice los Productores  de hechos. Nuestro dos y nuestros seis eran algo de eso. Si eran productores de hechos eran productores de hechos luctuosos. O más bien de desechos  ¿Porque alguien llega a ser un villano en un equipo donde todos quieren ser la estrella? ¿Lo quiere? ¿O la vida lo pone ahí y desarrolla su rol? Jamás vamos a entender esas mentes.  Como Morales, nuestros dos, un simposio de la trampa gratuito. Cuando Morales se retiró por supuesto se sumo a un partido de derecha y empezó a dar cursos sobre actitud a empresarios aburridos, que esperaban más financiar una guerra que arreglar unos problemas. Y de actitud, tenía mucho Morales. Se comenta que los echaron del hospital porque cuando nació no lloró, puteó al partero un  rato largo. Y  no lloró para no darles el gusto.  Los padres ocultaron la historia de su primera palabra, pero la primera palabras que dijo fue “Forros” Morales tenía actitud. No gateo porque nunca iba a estar de rodillas, así que a las pocos meses cuando todos los otros bebes  gateaban, el se paraba y los miraba con desprecio. Pasó de estar acostado a estar parado sin pasar por el arrastrarse ante los más grandes, o andar de rodillas frente a ellos. Se cuenta, y no lo creemos serio, que pateaba a los que gateaban y ahí les despunto su gusto por el futbol, si es que eso se puede llamar futbol, y Morales puede tener gustos. El primer diente que le salió, y esto si puede entrar en el terreno del mito, fue un colmillo. Y dicen que no salió solo, fue una decisión de él. De chiquito tenia de peluche un Aliens, se cuenta que aun lo guarda. Y su primera mascota fue un tejón salvaje. Cuando los chicos debatían si Papá Noel eran o no eran los padres él se preguntaba si era o no era matable. Pero no amasijó a palos a Papa Noel, no, porque era uno solo, y el tenia un buen concepto de él, y un poco de paciencia, apenas un poco. Esperó unos días más  y amasijó a los reyes magos, que él había escuchado en la canción que eran tres. Y si eran Melchor, Gaspar y el negro Baltasar, eso quedó en la nebulosa porque después de la paliza ni ellos se acordaban  cómo se llamaban. Tenía actitud Morales, lo que piden ahora los técnicos. El primer día en el jardín de sus compañeros fue el último de él (y es que si no lo era, era el último de ellos)  Dicen que cambió la voz en la panza, y pegó el estirón solamente porque se trataba de pegar, sino seguía petizo y retacón.

Hombre de los de antes, que no pasan por la niñez, no queman etapas  y son hombres ya de chicos. A los siete años tenía unos mostachos tipo Luques, que daban miedo y se veían de lejos (pensaban que era hijo de la mujer barbuda del circo) a los siete jugaba de dos en Villa Dálmine, estaba casado con una señora de cuarenta y tenía un Torino.

Lo operaron de apendicitis a los nueve, tuvo problemas de la próstata a los once, a los catorce años estaba canoso, y a los veintiuno estaba en tiempo de jubilarse. A esa edad de sumó a nuestro equipo

Bueno, Morales, ese Morales, se enamoró del dos, Giménez

 

martes, 19 de marzo de 2013

Se sale la cadena del razonamiento


 

Los físicos ahora se están encontrando  con el mismo problema con que se encontraron los místicos orientales, y en algunos momentos los especialistas de las ciencias sociales. El lenguaje humano no contiene la realidad, es limitado para eso. Por eso los físicos tratan de meter la realidad en números, los psicólogos trataron de buscarla debajo del lenguaje, en los fallos de la cadena, donde ven una grieta en el discurso, y uno puede meterse a ver. Y los místicos orientales en el quiebre del razonamiento. No buscan una fisura, la provocan.  Uno de los métodos para provocar una fisura en la cadena del razonamiento son los koanes. Adivinanzas del zen que no tienen sentido, pero que te confunden y detienen la cadenas de especulaciones mentales, frenan las palabras que fabrica la mente en un momento de confusión y por ahí entra la realidad. Uno de los koanes conocidos es “¿Cuál es el rostro original que tenias antes de nacer de tus padres?”

Los koanes son repentinos y rápidos, en ese momento las palabras salen corriendo para todos lados, y la cadena de sentido se sale, sufre una dislocación, en ese breve instante entra otra cosa, que está ahí debajo

A todos deberían decirles unos algunos koanes alguna vez en su vida

lunes, 11 de marzo de 2013

Desbordes. Crónica de Junín anunciado


 
García Márquez tiene dos textos con construcciones similares a las que pasó ayer en Junín. Crónica de una muerte anunciada y El general en su laberinto. En Crónica de una muerte anunciada todossaben que algo va a suceder, y lo pueden evitan, pero no lo evitan, quizás por la inercia misma de no evitar nada. En el general en su laberinto, Bolívar está en sus últimos días y a lo que se asiste es la descomposición de su sistema y la caída de todo. Es una novela de derrumbe e impotencia. Lo que sucedió ayer en Junín, en parte, es una situación de derrumbe e impotencia.

Una de las maneras de explicar lo de ayer es como una sucesión de errores. Mas que una sucesión, una exposición de desaciertos, varios actuaron mal, bastante tiempo, en bastantes lados

Fue la actuación en el marco de un extremo, de un borde. Cuando se llega a los bordes se pierde la capacidad de respuesta lucida. Ayer casi todos en Junín estuvieron a los bordes (aunque no quisieran) , y la ciudad misma camino en el precipicio. Lo que vimos fue el borde de una ciudad. No es que tiraron la municipalidad por la ventana como dicen los diarios, sino que la municipalidad llego a un punto de su laberinto. La municipalidad era un castillo del señor de los anillos. Pero la novela del señor de los anillos en la ciudad no la construyeron los que ayer andaban por las calles.

¿Cómo se llega al borde de uno mismo, como estaba ayer Junín? Lo saben los especialistas de la psicología de varias ramas. Cuando no hay proyecto, cuando no hay contenido. La ausencia de proyecto, de contenido, la nada, el no hacer y sobre todo el no ser, desespera a las personas que han venido al mundo a hacer y ser. Cuando no hay lasos, la ausencia de lasos sólidos, desespera a las personas que han venido a desarrollar lasos, y aun mas, son lasos desarrollados. Cuando no hay puentes sobre nada y las personas se ven aisladas en un espacio. Los puentes en Junín son espigones o pasadizos o cornisas. Entre nosotros tenemos cornisas, una cornisa nos lleva hasta al otro, o nos acerca un espigón al otro borde

Esta ausencia de proyecto, de contención, en una ciudad que crece, pero sin algunos proyectos necesario, genera un clima general de tensión e incontensión (bastante tiempo en bastantes lados) porque las cosas siguen avanzando y la ciudad en algunas cosas está detenida, entonces se desbordan las cosas. No se puede detener a una ciudad algunos años, que se quede quieta mientras uno desarrolla su propia historia, no se puede agarrar un río, como ayer, se desborda. Ayer se rompieron los diques que detenían a varias personas en ningún proyecto. Una ciudad es demasiado grande (una persona sola es demasiado grande) es un montón de cosas, un montón de tiempo, no puede estar al servicio de algo en particular.

Tampoco le podemos pedir un criterio coherente a lo desbordado, que se hizo en un situación extrema, un desborde es un desborde, algo mas allá del borde, no tiene una lógica prolija e inteligente.

Lo de ayer en la calle no fue una unicidad de cosas, pasaron muchas cosas diferentes. Hubo muchas situaciones en una, hubo muchas manifestaciones en una. No somos todos iguales los grupos junienses, ni tenemos todos la misma manera, ni llegamos a los extremos del mismo modo, ni estamos viviendo lo mismo.

Ayer no fue un solo ayer, fue muchos ayer, y no se llegó por una situación, se llegó por muchas, y no se cometió un solo error, se cometieron muchos, y no hay un solo responsable de la situación, hay muchos. Y no se va a arreglar sobre todo, jugando a lo mismo

 

 

viernes, 1 de marzo de 2013

La nona y las voces


La nona y las voces

 

Bien se dice que hay dos tipos de conocimiento, por intuición o por racionalización. En el primero uno se escucha a uno, lo que uno mismo se dice, y se hace caso.  Bueno, en casa lo que se sufre es lo que se dice de una sordera interna. No es escuchan. Claro, negados como fueron siempre para las ampliaciones y las ayudas, con eso de no escucharse a sí mismo, siempre se jactaron de que no escuchaban voces “Los que se escuchan a sí mismos, escuchan voces” “¿Y la voz de la conciencia que es? Una voz”   Y aun en algún momento lo llevaron más lejos, y eran de apagar la radio, más que nada por eso de no escuchar voces.

Y acá viene la cuestión de la nona. Porque la nona decía que escuchaba voces, la voz de Fioravamti, Víctor Hugo, la voz de Gardel cantando un tango. Y con esa problemática se presentó al psicólogo “Escucho voces, pero son voces ordenadas, Fernando Bravo de una a cuatro de la tarde. Víctor Hugo Morales entre las nueve y las doce. Ya arranco temprano, escuchando a Magdalena Ruiz Guiñasú. Eso me deja tranquila, son voces ordenadas. Siempre a la misma hora, las mismas voces, y  te informan” Le dijo .No pudo el psicólogo aclararle que escucha a AM Continental que estaba puesta en la cocina, porque la Nona le aventuro “O sufro algún tipo de trastorno, o soy un elegida, que me están transmitiendo cosas. Por ejemplo que está trabado el transito a la altura del puente Pueyrredon por un corte de calle” Porque bien sabia este psicólogo que en casa todos necesitan tener algún problema especial. Y la nona, una tana de las de antes, no tenía ninguno. Así empezó la relación entre el terapeuta de la familia y la nona. Ella lo llamaba y le decía “Fui a la cancha y escuche una voz, que decía Cambio En Argentinos, sale Cambiazo, entre Giménez” Y él no le decía que era la voz del estadio.

Ahí sigue la nona en casa, escuchando voces. Ahora son un poco distintas, lo dijo ella “Algo están pasando, las voces están desordenadas, escucho voces, pero son otras voces” Alguien le corrió el dial de la radio y está escuchando La red. Y enseguida te enumera “Jorge Rial me habla de nueve a una, y unos muchachos que hablan de  futbol, me hablan de doce a dos. Me contaron de los líos que hay en Boca con Riquelme. Por algo me lo dijeron, tengo que arreglarlo”

Ahí está la nona, la última vez que la vi, esta mañana, hace un rato, había salido, no sé si para el psicólogo o para La boca