domingo, 31 de julio de 2011

La profesora. El voto (Ficción)

Profesora- Chicos hoy vamos a hablar del voto, no del voto de confianza, porque no les tengo confianza, son niños, sino del voto en el país. Como saben, mi esposo es candidato del neoliberalismo, y con ustedes voy a hacer la medición, a ver cómo nos va a ir. Vamos a presentar a los dos niños candidatos, con los que van a elejir al mejor compañero de la clase. Julio Facundo Strongerser de Dorrego Aguilar. Pasa Julito, no se si decirle Julito con ese nombre. No solo ya es un hombre, es un prócer, mi mejor alumno, por el que tengo una cierta tendencia, no favoritismo, las profesoras no tenemos favoritismos, una tendencia, se darán cuenta porque todos ustedes tienen sillas y el tiene trono, algunos de ustedes lo abanican, y los días de prueba el no viene. El no está a prueba, nosotros estamos a prueba al lado de él, todos ustedes están a prueba, a prueba, sospechados, y si avanzan nuestras legislaciones, criminalizados ¿Y vos Calfucá, que haces acá adentro? ¿Como entraste? ¿No te había echado de mi clase yo? ¿No había logrado meter acá el Código Contravencional de la Ciudad de Buenos Aires y te había metido la figura de merodeo? ¿Que haces acá merodeando? Andate que voy a llamar a la policía. Y además a el alumno julito no le enseño, a ustedes les enseño, él nació sabiendo, conocimiento innato. Él es cartesiano, ustedes empíricos. Que no está mal chicos, algunos tienen que ser empíricos, sino quien va a hacer las cosas. ¡Y no me miren así y sigan fabricando cosas! No, paren un poco, vamos a hacer la votación. El otro candidato, Mario Gómez, el alumno más revoltoso de la clase, y el de peor imagen. Vamos a ver si tiene razón el Durán Barba que me aconsejo medirlo con él. Vamos a elegir entre ellos dos, el mejor compañero, en elecciones limpias, transparentes. Eso si chicos, yo quería ver quien lo secundaba a Gómez en las travesuras y me va a quedar claro en esta votación ¡Los que lo voten son cómplices!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario