domingo, 20 de mayo de 2012

Paloma Pisarnik


-No no no, no es así, no te podés negar, tenes que cumplir con el juramento hipocrático de paloma mensajera, me tenés que llevar el mensaje ¿Que hacés leyéndolo? Es como abrir la carta. No me hagás gestos de desaprobación con la cabeza, sos mi paloma mensajera, no mi corrector

No se la van a agarrar con vos, es un mito que se la agarran con el mensajero. Después viene la queja, que las mandemos más a ustedes, que no mandemos tanto mensajitos de texto, que es algo más artesanal.

A ver, lo reescribí: "Popi, te amo, ti osito popichi. Tu cariño es una llama, ardiendo en mi corazón, cuando me miras se inflama y me quema tanto amor"



Si no estás yendo al ridículo ¿Como del rídiculo no se vuelve? Bueno, te perderás en las regiones del ridículo
¡No llevas esos textos! Ay, no sabia que mi paloma mensajera era Boukowski,  Albert Camus.
Vamos Tolstoi, a llevar el texto. Ya sebés a que región, a la región del ridículo
¿Para que te puse de nombre Pizarnik? ¿Para que te puse de nombre Pizarnik? Lo que me cuesta mandar un mensaje ahora

No hay comentarios.:

Publicar un comentario