lunes, 29 de noviembre de 2010

Trabuco naranjero (Ficción)

 Señora- ¡Burro! ¡Sos una basura inservible! ¡Me da vergüenza tenerte! ¡No servís para nada! Te mandaría a un internado pero no quiero porque no quiero poner en gastos al estado con algo como vos. Te fui a tener a otro país porque yo soy nacionalista y amó a este país, y jamás le haría algo así
Ahora como el psicólogo me dijo que hay que trabajar tu autoestima y el amor propio, que lo tenés muy bajo, vamos a trabajar eso mi amor
¡Mejora la autoestima inservible! ¡Si no tenés nada de todo lo otro, tené aunque sea un poco de autoestima! Ya se que nadie tendría amor propio en tu lugar, pero a ver si sacas un poco de autoestima, basura inservible
¿Y eso? ¿Es una Remington? Ah, es un trabuco naranjero ¿De donde sacaste ese trabuco naranjero querido? ¿A quien le apuntas tesorito de mamá? A mi no que yo no soy una naranja.  No no, no soy una naranjita. Correlo mi amor, que yo no soy una naranja. Naranjas son las que te tiran papá y mamá el día del naranjazo, que lo festejamos cada dos días ¿Te acordas?
(¡Pum!)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario