lunes, 5 de abril de 2021

Entrevista a Christian Rémoli, periodista y documentalista, sobre la publicación del libro sobre Alberto Haylli "...Haylli es el único fotógrafo, que a través de su lente registró una ciudad durante entre 55 y 60 años..."

-¿Qué es el libro “Alberto Haylli una memoria revelada” y que circulación va a tener?

-En un principio va a tener circulación local. Lo editó de Ediciones Las tres lagunas y el libro es como una selección de fotografías que un poco trata de resumir el recorrido de Haylli. Arranca más o menos en el 36, 37 y termina en el 89. Es un paso a paso que trata de contar como lo tres ejes de la obra de Haylli. El primero, el más importante que es el fotoperiodismo, el segundo, la fotografía social, y el tercero que es la fotografía más... la fotografía policial si vos querés llamarlo de alguna manera, porque era uno de los fotógrafos de la policía también. Tiene esas tres patas

-¿El principio del libro dice que no fue tratada digitalmente por respeto al artista, como es eso?

-Generalmente cuando se reproduce una obra de un artista, que es una obra vieja, generalmente se mejoran los negativos, se retocan las fotos, se resaltan algunas cuestiones.  En líneas generales se pueden mejorar un montón esas fotos que vos viste en el libro. Lo que pasa es que lo que decidimos nosotros, es que por respeto a la fotografía que hizo él y el tratamiento que hizo él eso no lo teníamos que tocar por un lado. Y  por otro lado todas esas latas, todos esos negativos estaban guardados en un lugar que verdaderamente representa un milagro que se hayan conservado. Por eso todos los puntitos que se ven, todas las manchitas blancas que son mínimas, son un documento de eso, están documentando esa situación en las que estuvieron las fotos. Entonces por respeto a esas dos cosas que decidimos no tocarlas digitalmente

                                          


¿Quién era Alberto Haylli? ¿Qué tipo de fotos hacia?

-Alberto fue un fotoperiodista, un fotógrafo que tuvo como eje de su obra al fotoperiodismo, porque laburo en La Verdad más o menos del 27 hasta que se jubiló, hasta el 88, 89 más o menos y tiene la particularidad que es el único fotógrafo,  por lo menos el único fotógrafo del que nosotros tenemos registro, que a través de su lente registró una ciudad durante entre 55 y 60 años, con esta variedad que incluye haber sido fotógrafo del diario, de la policía y haber hecho fotografía social. Es un tipo con un gusto muy refinado por la fotografía, con una técnica también como muy fina. Esto me lo dijeron los especialistas que accedieron a ver las fotos. Un tipo muy inquieto y básicamente un tipo que amaba lo que hacía, sentía mucha pasión por la fotografía. De hecho la mayoría de la gente lo recuerda, inclusive yo los pocos recuerdo que tengo de él, son con la cámara colgando

-¿Dónde se puede conseguir el libro?

-El libro va a estar supongo que en dos librerías de acá de Junín. No sé exactamente cuales por ahí se agrega alguna más pero Babilonia y Dorrego seguro. Los beneficios de la venta del libro van a ser para la Escuela 2, que es la escuela donde fue el gordo, y probablemente la escuela los venda, pero no estamos seguros todavía. La idea es que se edite entre la semana que viene y la otra. La idea era terminar el mural y después se edita el libro

-Estuve mirando el libro, que hallazgo la foto de Pancho Melatini joven ¿Hay muchas así?

-Si la fotografía de pancho para mi es una de las mejores. Hay de Melatini más, en total habrá entre unas diez y quince fotos de Melatini, algunas así joven, un poco más grande y ya viejito. Lo llamativo de esa fotografía es que es muy identificable porque mantiene el mismo look. Si vos lo ves esa foto es un hípster de Palermo y está en la laguna en el 42, en el 43, 44 creo. Un hípster de Palermo ahora quiero decir

-Y que hallazgo también la foto de la construcción del cine San Carlos

-Sí, lo del cine, el cine tiene como varias fotos de la construcción, nosotros pusimos esa pero tiene también una que está publicada ahí en las redes donde se ve la parte de la pantalla digamos. Fue muy difícil identificar esa foto porque yo no sabía de qué se trataba. La miré de todas la maneras posibles, las que publicamos, la de la construcción y me di cuenta porque si vos ves,  se ve bien la parte de curva de las paredes. Viste que las paredes tienen así como una curva, a los costados digamos, yendo como para la pantalla, la parte de la pantalla. Me di cuenta por eso. Porque no sabía si era una cancha de futbol, no me di cuenta lo que era. Cuando vi las paredes ahí identifiqué las plateas de arriba y nos dimos cuenta que era el cine.

-Me llamó la atención de la del Colectivo Blanco. Es increíble que en Junín en una época hubo colectivos con volante a la derecha

-Y el Colectivo Blanco también. Sí, esa foto está sacada, la foto del señor, suponemos que está sacada en la puerta del Molino Tassara, porque anterior a esa foto está ese señor rubio medio petisón con dos personas más y está ahí en la puerta del molino,  en la entrada por Colón

                                                                       




-Hay muchas fotos también de índole político, de épocas duras

-Si el registro del gordo del terrorismo de estado es muy interesante. Entre el 77 y el 78 y el 83 tiene, no diría que un registro día a día pero si tiene la visita de los tres gobernadores de facto de la provincia, la visita de Videla. Y de todos los jerarcas del terrorismo de estado de Junín. Esa parte es muy interesante. Bueno todo en realidad es muy interesante para investigación y para el entramado histórico, pero a mí parece que el terrorismo de estado particularmente es una de las cosas que más se destacan y de lo que hay muy poca información digamos además

-¿Fue mucho trabajo? ¿Piensan hacer algo más con las fotos además del libro?

-Sí, el trabajo fue muchísimo, básicamente de los chicos que cortaron los negativos y los escanearon. Vos fíjate que fueron 95 mil negativos que tuvieron que cortar de a cinco. Los chicos se llaman Francina Tortorella, Lucio Marcheti y Canela Aisimburo, hicieron un laburo extraordinario. La verdad que hicieron una laburo extraordinario, un laburo de hormiga. Y sí, fue muchísimo, fue muchísimo todo el laburo, conseguir los fondos, todo nos dio mucho laburo. Pero bueno también ahí está una cosa que es importante, que es como que a partir de que accedimos al material nos dimos cuenta al toque que era como un privilegio tener eso ahí dando vuelta. Fue duro pero satisfactorio.

                                                                         


Y bueno, ahora estamos haciendo la serie para Encuentro, y nada, con esas tres cosas ya se terminaría el proyecto digamos. Cuatro cosas en realidad, una es la puesta en valor  del material y la limpieza, lo otro era hacer un mural para darle visibilidad permanente a la figura de Haylli. Lo otro el libro y cuarto la serie, ya con eso estaríamos cubriendo las cuatro patas de esta cuestión

-Muchas gracias

                                                                  






No hay comentarios.:

Publicar un comentario