martes, 24 de agosto de 2021

Convenciones (Obra de teatro)

  

Convenciones 

 

Padre

Casandra

Felipe

Coloradita

Jorge

 

Escena uno

Padre

Casandra

Felipe

 

(Se ve un estrado de iglesia, el padre atrás del estrado, y frente a él una mujer y un hombre a punto de casarse un hombre y mujer. El padre está frente al público, la mujer y el hombre quedan entre de costado y de espalda al público. Esto lo van a solucionar dándose vuelta y hablando hacia el público en distintos momentos, más que nada porque el público de teatro por la posición en la que queda hace de público de iglesia)   

Padre-Casandra ¿Acepta Felipe como esposo?

(Ella no responde, fulmina al hombre con la mirada. Después de un segundo de incomodidad, el padre vuelve a preguntar)

Padre.-Casandra ¿Acepta a Felipe como esposo?

Casandra.- ¿Tan inseguro sos?

Felipe.- ¿Qué?

Casandra.- ¿Tanta necesidad de aceptación tenés?

Felipe.-Pero

Casandra.-Ni siquiera me lo preguntaste vos, mandas a otro a preguntar si te acepto o no ¿Haces todo para que te acepten?

Felipe.-Esto es para ser aceptado

Casandra.- ¿Todo es para ser aceptado para vos?

Felipe.-En esto la convención es así. Yo sé y lo hemos hablado, que está mal hacer todo para que seamos aceptados, y que el problema que tengo, es buscar la aceptación de los demás, pero en esto en particular, este casamiento, eso que criticamos, es la piedra fundamental. Es el elemento en que se basa todo esto. Esto se basa en la aceptación

Padre.-Casandra ¿Acepta a Felipe como esposo?

Casandra.-Todo, este tipo hace todo para que lo acepten los demás, me lo manda a preguntar por otro. En todo hay que pertenecer, en todo hay que buscar aceptación

Felipe.-Estás acá, vestida de blanco, lo organizamos juntos

Casandra.-Esperaba algo más profundo de tu parte,  algo de seguridad, que me lo preguntaras vos.

Felipe.- No se puede, tiene que haber una cierta neutralidad, cierto incompromiso. Digo, desde que se inventó la sociedad moderna, se inventó la división de roles. Entre el padre y yo, en esta situación, parece ser importante para que la cosa funcione. El pregunta desde la neutralidad, porque no tiene intereses en juego, como yo

Casandra.-En todo sos neutral, nunca te comprometés, nunca te jugás

Felipe-¡Estamos en un casamiento! Casandra. vos tenés un acuerdo con todos los que están presentes de participar en este fiesta de la aceptación. Esto es una fiesta de la aceptación

Casandra.-Todo es juzgar, todo es decidir de golpe, todo es sancionar ¿Aceptás o no? ¿No puedo pedir un tiempo para pensarlo? ¿Todo tiene que ser la primera vez? ¿Por qué no puede ser al cuarto, quinto casamiento? Como con las salidas. Organizamos dos o tres casamientos, y al tercero si la cosa fluye, pasamos al siguiente nivel

Felipe.-Vos no aceptás nada Casandra

Casandra.- ¿Cómo?

Felipe.-Que no aceptás nada Casandra, nunca aceptas nada, te cuesta aceptar las cosas, hasta el más mínimo detalle te cuesta aceptarlo

Casandra.- ¿Y me ponés a aceptar cosas en un casamiento?

Felipe.-Nunca me aceptaste nada, siempre tenés razón vos ¿Qué me vas a aceptar esto? El culpable soy yo. Vos no sabes aceptar

Casandra.-Yo sé aceptar

Felipe.-Demostralo

(El padre aprovecha el momento editorial y vuelve a decir)

Padre.-Casandra ¿Acepta a Felipe como esposo?

(Ella se queda callada)

Felipe.-Demostralo

(El padre vuelva a aprovechar el momento y aún más lento, dice)

Padre.-Repito, escuche bien. Casandra ¿Acepta a Felipe como esposo?

(Ella se queda callada. El padre insiste)

Padre.-Vuelvo a repetir, nótese que es el momento de demostrar que uno puede aceptar. Casandra.- ¿Acepta a Felipe como esposo?

Casandra.- ¿Y vos sabés aceptar? ¿Vos aceptás todo?

Felipe.-Yo acepto querida, las cosas que he aceptado yo, las cosas que todavía voy a aceptar

Padre.-Felipe ¿Acepta a Casandra por esposa?

Felipe.-Acepto. Mirá si aceptaré, mira las cosas que acepto. Mirá lo que acabo de aceptar. Cuando se entere mamá que acepte esto, me va a decir: Vos le aceptás demasiado, la acostumbraste mal

Casandra.- ¡Sos un condescendiente, decís todo que sí. No te podes negar!

Felipe.-Nooo, no lo soy. Bueno si, lo soy

Casandra.-Negate un poco, decí alguna vez que no, hacete valorar querido

Felipe.-No me apurés porque te digo que no. Padre, estoy a punto de decirle que lo pregunte de nuevo

Padre.-No puedo volver a preguntar. Ya pregunté, esa parte ya está. Lo suyo ya está, si se quiere ir, se puede ir. Falta lo de ella, quédese Casandra

Casandra.-Que me va a decir que no ¿Qué seria sin mí?

Padre.-Casandra ¿Acepta a Felipe, quien no sería nada sin usted, como esposo?

Casandra.-Yo seré poco aceptadora pero no voy a aceptar cualquier cosa padre

Felipe.-Sos negadora Casandra

Casandra.-Yo no soy negadora

Felipe.-Sos negadora y negativa

Casandra.-Yo no soy negadora

Padre.-Casandra, que es acusada de ser negadora y negativa, pero lo puede modificar en este en ese mismo momento y taparle la boca a Felipe ¿Acepta a Felipe como esposo?

Felipe.-Demostrá que no sos negadora

Casandra.-Que fácil la haces vos. Vos aceptas todo,  sos un libertino

Felipe.- ¡Libertino! Estamos en un casamiento. Vos  sos materialista

Padre.-Casandra, de quien se dice que es materialista ¿Acepta a Felipe como esposo?

Casandra.-Y vos sos exitista e interesado

(El padre pregunta por última vez, pero esta vez le saca el tono de pregunta y casi lo afirma el, dejando un leve espacio)

Padre.-Casandra, acepta a Felipe como…

Casandra.-No acepto

(Se escucha un sonido en off de un rumor de sorpresa. El padre mira a Felipe confundido, Felipe le pide que le siga preguntando y los siga casando. El padre, le pregunta)

Padre.-Dada las circunstancias, y ante el pedido del no esposo, pregunto de nuevo: ¿Felipe acepta a Casandra como esposa?

Felipe.-No acepto

(Se escucha el sonido en off de otro rumor)

Casandra.-Continúe

Padre.-Bueno, dada las situaciones y ante el pedido de la no esposa, continuo. Felipe ¿Aceptaría más adelante a Casandra como esposa?

Felipe.-No, ni que me hubiese masticado los talones un chancho rengo

Padre.-Casandra ¿Usted aceptaría a Felipe como esposo aunque le hubiesen masticado los talones un chancho rengo?

Casandra.-Antes preferiría que me tragara una ballena y me escupiera en el medio del mar

(El padre se queda pensando unos segundos, y después continua)

Padre.-Casandra, tragada por la ballena y escupida en el medio del mar ¿Acepta usted decir que Felipe, aquel que le mordiere los talones un chancho rengo, es un obsesivo, controlador, inseguro?

Casandra.-Acepto

Padre.-Felipe, el masticado las pantorrillas por el chancho rengo ¿Acepta usted decir que Casandra, aquella otrora tragada por la ballena y escupida en el medio del mar, es complicada?

Felipe.-Acepto

Padre.-Entonces teniendo las dos aceptaciones buscadas, yo con eso me conformo. Fue un éxito. Hemos logrado tener las aceptaciones para que este trámite se realizara. Los dos han dicho acepto, ustedes los han escuchado. Un aplauso para todos nosotros, lo hemos logrado, nuevamente. Parecía que no, como todos lo últimos casamientos, pero esta vez lo logramos, los novios han dicho acepto los dos, dos acepto hermosos, que coronan esta ceremonia

(Todos aplauden, en el medio del aplauso, el padre dice)

Padre.-Los declaro complejidad y complejidad. La experiencia y la comprensión les enseñará, les va a ir muy bien, van a aprender

Felipe.- ¿Puedo besar a la novia?

Padre.-Como viene la cosa, yo diría que pueden besar lo que quieran. No le voy a poner expectativas ni direccionalidad a eso (Antes que Felipe haga un primer paso dice)-Menos a mí, después puede besar lo que quiera, animal, objeto o persona. Inclusive, como tantas veces he propuesto y por suerte me han hecho caso algunas veces, y no sienta usted limitado por eso,  puede besar a la novia

 

(Apagón)

 

 Escena dos

Padre

Casandra

Felipe

Coloradita

Jorge

 

(Se prende la luz, estna en la misma escenografía, en la misma posición. El padre hace media vuelta para irse, se está por ir, y Felipe levanta la mano y dice)

Felipe.-No no, no es así.

(El padre se frena y vuelve. Felipe sigue)

Felipe.-Ella no dijo acepto a Felipe como esposo, ese acepto no cuenta. Ella dijo acepto que Felipe es un obsesivo

(El padre se vuelve al estrado)

Padre.-Es un acepto, es un acepto, lo que buscábamos Felipe. No importa cómo llegamos a ese lugar

Felipe.-No no no, no es lo mismo

Padre.-No profundice Felipe, un acepto es un acepto, es un nota positiva, es lo que a mí se me pide. No importa cómo se llega a la situación, importa la situación

Felipe.-Que feo lo que dice padre

Padre.-Esté en el presente Felipe, no esté en el pasado. Está en el pasado, por eso ella no lo acepta

Felipe.-A medida que habla es más feo lo que dice ¿No será por usted que ella no decía acepto?

Padre.-Su nivel de compromiso con sus responsabilidades es encomiable. Matemos al mensajero. No se estaba casando conmigo, a mí me hubiese dicho acepto enseguida

Casandra.-A usted le hubiese dicho acepto

Padre.-Pero no se puede Casandra. Ya está Felipe, hubo un acepto, esté en el presente, no esté en el pasado, por eso no se puede conectar con Casandra, que es su futuro

Felipe.-Pero dijo acepto a que soy obsesivo, ni siquiera tiene que aceptar que soy obsesivo. Estoy diagnosticado. Ni siquiera es importante que ella acepte que soy obsesivo, yo tengo que aceptar que soy obsesivo, por eso está escrito en un papelito y me lo dijeron tres siquiatras y cuatro psicólogos. Hagámoslo de nuevo

Padre.-Usted es un obsesivo

Felipe.-Tres psiquiatras, cuatro psicólogos y un cura. Y hágalo bien esta vez, porque por su tono, es que me están diciendo que no

Casandra.-No aceptás nada Felipe

Felipe.-Vos no hablés de aceptar, por favor vos  no hablés de aceptar. Podes hablar de cualquier cosa, menos de aceptar

Padre.-Bueno Felipe, veo que usted no sabe recibir ayudas. Bien, hagámoslo de nuevo, pero yo lo estaba cuidando a usted, si yo lanzo la pregunta ella va a decir no acepto, y usted se va a encontrar con su realidad

Felipe.-No me da miedo

Padre.-Casandra ¿Acepta a Felipe como esposo?

Casandra.-Ejem, bueno, ahora me metieron mucha presión, porque hay uno que está deseando que diga que sí y otro que está deseando que diga que no. Digo, ambos quieren algo de mí. Capaz que yo tenga problemas con el compromiso

Padre.- ¿No me diga Casandra?

Felipe.-No lo habíamos notado

Padre.-Diga algo Casandra, que si o que no, con eso ya terminaríamos, mientras usted se mantenga en ese lugar, nos mantenemos todos en el lugar donde está usted… Ni piense

Felipe.-Te lo dije Casandra. Nunca aceptas nada

Padre.-Vuelta a empezar

Felipe.- ¿Sabes las cosa que te eh aceptado yo a vos? ¿Sabes las cosas que te eh bancado yo a vos?

Casandra.-Los casamientos no se bancan

Felipe.- ¿Sabes las cosas que te aguantado? Esta sería una más

Casandra.- ¿Qué me aguantaste? A ver ¿Qué me aguantaste?

Felipe.-Si yo contara, si yo confesara las cosas que sé

Padre.- ¿Quiere confesarse Casandra?

Casandra.-No no, deje padre

Padre.- Pasamos al confesonario, se confiesa, después seguimos con el casamiento

Felipe.-Y si yo, y si yo contara, si yo confesara las cosas que tengo para confesar. Si yo hablara padre

Padre.-Quiere confesarse Felipe (Le señala el confesonario)

Felipe.-Lo que pasa Casandra, lo que pasa Casandra es que nunca en mi vida me perdonaste aquello

Padre.- ¿Qué es aquello?

Felipe.-Aquello padre, aquello. Lo que se puede nombrar

Padre.-Aquello es amplio. Respetamos las amplitudes, en la tierra de la felicidad pero las acotaciones, a veces queridos hijos, son necesarias…Sobre todo para este querido público que ha venido a acompañarlos y está interesado no solo en ese aquello, sino en todos los aquellos que puedan llegar a enganchar. Ya saben cómo es el público

Felipe.-Jamás me lo perdonaste

Casandra.-Felipe ¡Es imperdonable!

Padre.-Todo es perdonable querida Casandra, Felipe venga al confesionario, va a recibir la penitencia y el perdón

(Felipe no se mueve. El padre reduce sus expectativas)

Padre.-Arrepiéntase y será perdonado…Bueno…Vamos a proseguir con el casamiento…

Felipe.-No sabes aceptar Casandra, no sabes decir que sí, es simple. Y yo me vengo a casar con ella. Ya tuve tres casamientos anteriores y en todos, todas sabían lo que había que decir, acepto. Todas, increíble. O no, padre, o no que todos suelen saber su parte del guion acá

Padre.- ¿Tres casamientos?

Felipe.-Este el cuarto

Casandra.- ¿No es un desastre padre?

Padre.-Bueno, essss, en un principioooo, un buen … ¿Tres casamientos y todos en esta iglesia?

Felipe.-Todos en esta iglesia

Padre.-Un buen fiel

Casandra.- ¿Fiel él? justamente lo que pasa es que él no es fiel. Tres casamientos padre ¿Le parece fiel?

Padre.-Un profesional del tema. Casandra usted está en buenas manos, están ante alguien que se sabe casar, se casó tres veces. Seguro es su primera vez, no tiene experiencia, haga lo que él le dice. El conoce más o menos como funciona esto de la boda

Casandra.-Yo también me case tres veces, también conozco bien cómo funciona esto. Ese es el problema, que conozco bien cómo funciona esto

Padre.-Esperen esperen esperen. Se casaron tres veces cada uno, son dos experimentados en esto ¿Y no saben hacer este casamiento? ¿Me están tomando el pelo? Vamos de nuevo, y vamos a terminar con esto-(Se frena, reconoce a Felipe)--¿Usted no es el queee se casó con la coloradita esa?

Felipe.-Esa

Padre.-Uhhhh

Felipe.-Seeee

Padre.-Esa coloradita…

Casandra.-Disculpen, disculpen, estoy acá, sigo acá. No sé si ese es un problema para ustedes, para tener esa charla

Padre.-Ese es el problema justamente, que usted sigue acá, y que todos seguimos acá por usted, diga el acepto, como todos, y nos vamos ¿Esa coloradita dónde anda? Porque tengo un primo que no es religioso que quiere…

Felipe.-Acá esta

(Felipe le señala, se va la colorada entre el público que levanta la mano)

Padre.-Bueno, esa colorada, si se sabía casar, se casó ocho veces acá. Experta en matrimonios

Casandra.- ¿Le parece?

Felipe.-Pero claro, ella dijo que si antes que usted termine

Padre.-No me dejo terminar

Felipe.-Porque estaba apurada para ir a la…

Padre.-Entiendo entiendo, entendemos Felipe. A veces los detalles son innecesarios, el mundo está hecho de detalles pero no todos los detalles hacen al mundo

Felipe.-Este precisamente hace al mundo

Casandra.-Si tanto se sabía casar ella, casate con ella

Felipe.-Colooooo, venite

(Una mujer se para, sale de entre el público y va hacia el estrado. Llegan hasta donde están ellos, se pone entre Casandra y Felipe. Casandra la mira con odio)

Padre.-No no, casarse con ella no se va a casar, pero ella le va a mostrar a usted como se hace. Ella ya sabe, ya lo hizo ocho veces

Casandra.-No lo puedo creer

Padre.-Amo decir esto. Muchas gracias Casandra, que me lo hizo decir muchas veces. Coloradita, acepta a Felipe como esposo

Coloradita.-Fusss

Padre.-Muy bien, ahora vamos a aproximarnos un poco más a lo que debe ser, eso que usted me lo dijo con un sonido gutural, que describe tantas cosas, necesito que lo acotemos en palabras. Así que vamos de nuevo. ¿Coloradita, acepta a Felipe como esposo?

Colorada.-Jejejeeeee

Padre.-Bien, entendemos todos, coloradita, que la riza significa que la acepta y que un poco más que eso, pero da lugar a otras interpretaciones. Vamos a acotarlo. Necesito que sea más clara, la palabra clásica. Recuerde, hay una palabra para estos casos, que usted uso tantas veces. Vamos de nuevo, amo decir esto. Colorada ¿Acepta a Felipe como esposo?

Coloradita.-¡Jooooooo, fuu!

Padre.-Bien ¿Puede ser que me responda en un idioma que no sea de onomatopeyas?

Felipe.-La chica aceptó padre, la chica aceptó

Padre.-No lo dijo Felipe

Felipe.-Esta claro que lo dijo, lo dijo y más

Casandra.-Algo falla con Felipe parece

Padre.-Vaya vaya colorada a sentarse, fue muy gráfica, sobre todo muy gráfica, el idioma de las onomatopeyas es un idioma del comics que es muy gráfico. Vamos a seguir con esto

Coloradita.-Jeee (Se va a sentar. Casandra introduce un tema que puede ser de utilidad)

Casandra.-Esta el Jorge, el quizás le pueda enseñar a Felipe como seria

Padre.-Me acuerdo del Jorge, me acuerdo del Jorge

(Un hombre levanta las manos entre el público. El padre la mira a Casandra)

Padre.-¿Usted se casó con Jorge?

Casandra.-Si

Padre.-Ahora me acuerdo ¿Dos veces?

Casandra.-Aja

Felipe.-Dos veces se casó con ese tipo y no se puede casar una conmigo ¿Se da cuenta padre?  Esto en el futbol es un dos a cero

Padre.-El dos a cero es un resultado en engañoso

Felipe.-Lo que es engañoso es ella

Padre.-Pase Jorge. Ya que tenemos acá al Jorge vamos a aprovechar paraaaa ¿Cómo lo digo? Aprender de él, si el logró que Casandra dijera acepto dos veces, cosa con la que ahora estamos teniendo problemas nosotros, bueno, vamos a ver como hizo. Pase Jorge

(Pasa Jorge hasta el estrado, se pone al lado de Casandra, entre medio de los dos. Jorge se presenta ante los tres)

Jorge.-Jorge jorgeee jorgeee

Felipe.-Ya sabemos que se llama Jorge

Padre.-Bien, tenemos acá a Felipe que no logra el acepto de parte de Casandra y Jorge que lo logro dos veces en el pasado. Bien, a Jorge le está sobrando un acepto de Casandra. A Felipe le está faltando un acepto de Casandra. Yo creo que si Jorge le prestara una acepto. Después de todo ya nos lo va a usar, ustedes están divorciados. O Felipe en su defecto se lo comprara o se lo alquilara por un tiempo. No creo que le vaya a durar mucho tiempo, no les doy más de un año. Tendríamos, como decirlo, de una manera un poco heterodoxa, esta situación saldada

Casandra.-No creo que funcione así padre

Jorge.-Yo esos aceptos los atesoro como las cosas más importantes de mi vida, no creo poder cederlos ni venderlos ni alquilarlos

Felipe.-Yo de este tipo no quiero nada

Jorge.-Esos acepto, estos aceptos de Casandra son las de las cosas más difíciles de conseguir. Bueno, acá Felipe puede dar cuenta

Padre.-Si sí, no tenemos dudas

Jorge.-Hay que ser el hombre el hombre justo para conseguir esos acepto, hay que hacer lo que se debe. Cuestan mucho trabajo ¿O no Casandra?

Casandra.-Acepto, acepto que cuestan mucho trabajo

Padre.-Lo consiguió un genio, no una, dos veces

Jorge.-No sos fácil Casandra

Casandra.-Acepto acepto que no soy fácil

Padre.-El tipo es un especialista. Heeee Jorgeee, no le pregunte más nada, está gastando nuestros aceptos.

Padre.-Claro, ahora entiendo como Casandra no tiene aceptos hoy, este hombre Jorge, se los ha gastado todos

Felipe.-Bueno ¿Cómo sigue esto? ¿Qué hace este hombre acá?

Padre.-Ya que Jorge no nos va a prestar ni ceder ninguno de sus acepto. Aceptémoslo, vamos a aprender de él, vamos a ver como los logró. Vamos a hacer un  simulacro de casamiento de ellos, y ahí vamos, más o menos, a ver cómo consiguió el acepto de Casandra. Es un simulacro Felipe, no se preocupe. Jorge, le voy a preguntar si acepta a Casandra como esposa, usted tiene que decir acepto, queremos ver como lo dice, porque eso seguramente hace alguna influencia en Casandra para tomar después su decisión. Como quien dice, hay que saber decir las cosas, o hay que saber como posicionarse ante las cosas, y después el mundo se estaría posicionando ante nosotros desde ahí. Y quizás, y lo digo con mucho respeto, este podría ser el aprendizaje que le está faltando a Felipe

Felipe-.Pero…

Padre.-Chst Felipe. Seguimos

(Jorge asiente)

Padre.-Jorge ¿Acepta a Casandra como esposa?

Jorge.-Como esposa, como mi esclavista, como mi ama, como mi reina, como mi zarinaaa, como mi gobernanta, como taaaadddo

Padre.- ¿Usted trabaja en la función pública?

(Jorge niega)

Padre.-No, por las autoridades a las que cede bajo el control, suelen ser alguna forma de estado

Jorge.-Mi estado es el amor

Felipe.-Es un pelotudo

Padre.-Muy bien Jorge, muy bien pero solo necesitamos que la acepte como esposa, no como cosas no posibles. Ya es poco posible aceptarla como esposa, nada personal con usted. Imagínese como esclavista ¿Usted sabe que la esclavitud está abolida? La gente de acá sabe eso ¿No? Todos somos iguales a los ojos. Como reina no la puede aceptar, no en este momento, quizás hace 500 años o mil. Como gobernanta quizás sí, pero para eso ella debería postularse, encarar una carrera política, que de empezar ahora le llevaría al menos veinte años, y si hace las cosas bien y se dan una serie de cuestiones, recién ahí usted está en condiciones de aceptarla como gobernanta. Vamos a preguntar de nuevo, a ver qué pasa.

Felipe.-No entiendo dónde vamos

Padre.-Yo tampoco. Pero sigamos. Vamos a preguntar de nuevo, y lo vamos a liberar. Jorge, querido Jorge, acótese a responder solo lo que se le pregunta. Acepta a Casandra como esposa

Jorge.- ¿Dónde firmo?

Padre.-No, no es un contratato, no es aun locación, no la está alquilando a Casandra, no tiene que traer garantías ni ver en qué condiciones esta, solo tiene que decir si acepta o no. No importa, no importa, paciencia. De nuevo. Jorge ¿Acepta a Casandra como esposa?

Jorge.-Eso no se pregunta

Padre.-Queee difícil que es, que difícil que es

(El padre amaga a irse, se queda)

Padre.-Si si si, se pregunta. Justamente, acá, en este momento, eso se pregunta. Lo único que se hace acá es preguntarse eso, no se hace otra cosa. Vamos de nuevo, Jorge ¿Acepta a Casandra como esposa?

Jorge.- ¿Pero qué le parece a usted?

Padre.-No lo sé, no lo sé, sino no preguntaría

Jorge.-Me ofende con esa pregunta

Padre.-Oféndase ¿Acepta a Casandra como esposa?

Jorge.- ¿Qué? ¿Acaso lo duda?

Padre.-Váyase Jorge, váyase Jorge

Jorge.-No no, espere padre, me dejo llevar por la emoción de la pregunta. Es que Casandrita

Padre.-Váyase Jorge

Jorge.-Es que es una pregunta que no se hace

Padre.-Váyase Jorge

(Le señala hacia el público, Jorge se va, se pierde entre el púbico, sale del escenario. Felipe aprovecha)

Felipe.-Yo no sé cómo este tipo saco dos acepto de vos

Padre.-Yo tampoco lo sé

Felipe.-Padre dios le da pan al que no tiene

Padre.-No, no, lo que hace dios está bien, el problema no es el. No meta a Dios en estas cosas. No no, el problema no es él, somos nosotros (El padre mira a Casandra)-Casandra, le está costando aceptar a Felipe y le dijo dos veces que si a Jorge. Qué se yo ¿Saben qué? Pensé que nunca iba a decir esto. No los voy a casar

(Apagón)

 

Escena tres

 

Padre

Casandra

Felipe

 

(Se prende la luz Están de nuevo los tres en la misma posición que las dos escenas anteriores)

Casandra.-No no, padre, cásenos. Le prometo responder esta vez

Padre.-Vea Casandra ¿Para qué se van a casar? En uno o dos años se van a separar

Casandra.-Bueno, no lo sabe

Padre.-Ustedes ni siquiera pueden casarse. He visto llegar acá gente con más determinación y espíritu que ustedes. Gente que se casaba sola, no había que hacer. Necesitaban decir que si, decían acepto a lo que fuera. Era como una montaña ese lazo

Casandra.-Que lindo padre

Padre.-No tanto, ha venido gente que su laso era tan fuerte como una cadena de montañas, una montaña al lado de otra, al lado de otra, al lado de otra. Esa gente que hace todo bien y haciendo las cosas bien va solidificándose ellos y solidificando su lazo. Cuando llegaban acá no necesitaban casarse, estaban casados hacia años, no una, veinte veces. Esa gente se casaba todos los días

Casandra.-Hermoso padre

Padre.-Y cuando los iba a visitar al tiempo, me recibían tirándose cosas a la cabeza

Jorge.- ¿Qué le había pasado?

Padre.-El viento el agua del tiempo y las circunstancias desgatan las montañas. Pero había gente que venía acá, que quería decir que si, quería aceptar algo. Quería pertenecer. Un matrimonio es un sitio para pertenecer en un lugar basto y hostil sin sentido. Es un lugar donde agarrarte cuando soplan los vientos de la vida que te arrancan de cuajo y te llevan a cualquier lado. Es una construcción donde guarnecerse en ese temporal que es vivir. El matrimonio es una guarida

Casandra.-Ahora tengo ganas de que me case

Padre.-Pero no es tan fácil. Ha venido gente que necesitaba eso, decir que sí. Yo, le voy a confesar, he sido un poco malo, pero quería probar cosas. No le preguntaba si aceptaba al otro, decía cualquier cosa. Decía, por ejemplo, yo soy hincha de independiente, le decía a la mujer: ¿Acepta que Independiente es el mejor equipo de la historia? Acepto, decía ella. Le decía al hombre: ¿Acepta que Independiente es el cuadro más honorable de los que hubo jamás? Acepto, decía el hombre. Yo les decía: Los declaro, Reyes de copa. Y con eso los casaba. No escuchaban lo que decía, querían aceptar, pertenecer a algo, tener un bunquer donde protegerse del terremoto de la vida. Y si ahí, si el viento no era demasiado fuerte, si las bestias terribles de la incomprensión y la angustia no atacaban fuerte, o se olvidaban de ellos mientras iban a buscar a otros, si asomaban la cabeza desde ese construcción y no pasaba nada, quizás con prudencia, con tiempo, con trabajo, iban construyendo algo más

Casandra.-Gracias padre

Padre.-El amor era una pequeña luz, como un bichito de luz, en la oscuridad de la incomprensión. El amor era el regalo que nos hacía el universo para conocer un poco de que se trataba todo. El amor era la posibilidad más perfecta de conectarnos, comprendernos y aprender. El amor era el rayo que alumbraba la noche en el medio de la tormenta y te permitía ver más allá de donde estabas viendo. Solo que ese relámpago no lo veías solo, lo veías con alguien más, tu compañera, caompañero, que estaba a tu lado y veía lo mismo, y comprendía lo mismo. El amor era comprender lo mismo a la vez, una unidad pequeña que amagaba a hacerte entrar en una unidad mayor

Casandra.-Cásenos padre

Padre.-Pero eso, todo eso, quizás se perdió,  quizás se fue perdiendo

Casandra.-Cásenos padre

(El padre sin esperar más arremete con una pregunta repentina)

Padre.-Casandra, acepta a Felipe por esposo

Casandra.-Acepto

Padre.-Felipe ¿Acepta a Casandra por esposa?

Felipe.-Acepto

(Se escuchan aplausos en off. El padre respira aliviado, da gracias, agradece a todos lados. Todos corean su nombre, el padre agradece. Se sienta un segundo a descansar, los novios permanecen parados. Después se para y les dice)

Padre.-Puede ponerle el anillo a la novia

(Casandra reacciona al instante)

Casandra.-Anillo, anillo. No soy un canario

Padre.-Se tiene que poner en anillo, es parte de la celebración, para forjar el lazo

Casandra.- ¿Qué es esto? ¿Discovery Chanel? ¿Me van a poner el anillo para ver cuantos kilómetros recorro, donde ando, con quien me apareo, como anda mi especie, como hacen con algunos pájaro que están en peligro de extinción?

Padre.-No Casandra, demuestra a todo el mundo que usted está casado con él

Casandra.- ¿Y porque querría hacer eso yo?

Padre.-Que se yo Casandra

Casandra.-Yo no soy un pájaro en extinción, no necesito un anillo para que me anden controlando

Felipe.-Esta bien padre, yo tampoco quiero ponerme el anillo

Padre.- ¿Se casaron y no quieren ponerse el anillo?

Felipe.-No padre

Padre.-Retírense de la iglesia, retírense de la iglesia los dos

Felipe.-Le voy a explicar padre

Padre.- ¿Qué me va a explicar?

Casandra.-Si quiere puedo ponerle yo el anillo a él, pero él, el anillo a mí no

Padre.-Póngale el anillo, a él, vamos a empezar por lo más fácil. Después vamos a seguir con usted

(Casandra agarra la mano de Felipe, separa un dedo, y se dispone a introducir un anillo. Felipe la frena con la otra mano)

Felipe.-Wuo wuo wuo wuo ¿Qué haces?

Casandra.-Te pongo en anillo

Felipe.- ¿Qué va a pasar después que me pongas eso? ¿Voy a desaparacer? ¿Me va a atacar Sauron? ¿Lo tengo que llevar a algún lado para destruirlo? No estoy preparado, no estoy preparado para salvar al mundo. No estoy listo para ser yo el portador del anillo

Casandra.-Fanático de Él señor de los anillos, no concibe ningún anillo que no tenga poder. Para el todos los anillos son mágicos y se tienen que destruir

Padre.-Entiendo

Casandra.-Hemos tenido líos con varios amigos porque les destruye los anillos

Padre.-Claro

Casandra.-No le voy a decir que se cree Frodo, pero le anda cerca

Padre.- ¿Se creerá Sam?

Casandra.-Algo así, vio que Sam es el que se casa ¿Cómo sabe tanto padre?

Padre.-Me tuve que ilustrar, no es el primero que le van a poner el anillo de casamiento y se piensa que va a desaparecer y los van a venir a buscar los orcos

Felipe.-Si usted se lo pone a pensar no deja de haber una cierta metáfora. Te pones el anillo y desapareces y empezar a tratar con orcos, la familia política

Padre.-Como si todos los otros fueran elfos

Felipe.-Tiene razón padre, siempre tratamos con orcos

Padre.-Bien, pero este trámite hay que terminarlo, Vea Felipe, se lo puede poner, no es ningún anillo mágico

Felipe.- ¿Y qué sentido tendría que ponga un anillo que no es mágico?

Padre.-No sé, dígame usted, usted se quería casar

Felipe.- ¿Este anillo no me va a volver invisible?

Padre.-Todo lo contrario, le va a dar visibilidad. Lo van a ver más

Felipe.- ¿Me va a volver más de lo que soy?

Padre.-Si

Felipe.-Ahora entiendo

Padre.-Por fin

Felipe.-Me voy a volver Linterna verde, es un anillo de linterna verde. No sé si estoy preparado para ser un héroe

Padre.-No, no está preparado

Casandra.-También se ha creído mucho tiempo que era el anillo de Linterna verde, fanático de los comics

(El padre va y lee un libro que tiene arriba de la mesa, vuelve y les dice)

Padre.-Bien, bien. He encontrado en el libro un  nuevo resquicio adaptado a los tiempos que corren,  que dice que no hace falta que se pongan los anillos, en este momento, es un dato ornamental. Puede quedar en suspenso para hacerlo en el momento en que estén más preparados, o no hacerlo.  Por esta vez, debido a que usted no se quiere convertir en un canario y usted no se quiere convertir en Frodo,  y no queremos a los orcos y la gente de Discovery Chanel por acá dando vuelta. Y mucho menos los orcos y la gente de Discovery Chanel juntos porque la gente de Discovery insistiría en hacer acá mismo un documental sobre los orcos, vamos a dejar de lado lo de los anillos. Vamos con lo último del trámite y terminamos con esto. Los declaro marido y mujer. Listo, terminamos

Felipe.- ¿Puedo besar a la novia?

Padre.- ¿Por qué me preguntan cosas si hacen lo que quieren? Olvídense del formato pregunta, ustedes se manejen en afirmaciones. Pero hablando de eso, y como les dije hace un rato y con todo placer les repito. Como viene la cosa, yo diría que pueden besar lo que quieran. No le voy a poner expectativas ni direccionalidad a eso, Menos a mí, después puede besar lo que quiera, animal, objeto o persona. Inclusive, como tantas veces he propuesto y por suerte me han hecho caso algunas veces, y no sienta usted limitado por eso,  puede besar a la novia

(Felipe hace un paso hacia ella, se besan, se escucha la marcha nupcial)

 Padre.-Los declaro complejidad y complejidad. La experiencia y la comprensión les enseñará, les va a ir muy bien, van a aprender

(En vez de producirse un apagón se produce una iluminación. Se prende la luz de sala, todas las luces del escenario, se ilumina bien todo, y es el final de la obra)

(Iluminación)

 

Fin

Alejandro Miguel

 

 

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario